Infantil

Educación Infantil es una etapa en la que los alumnos toman contacto con nuestro colegio por primera vez. A través del juego y de la propia experimentación comienzan a ser conscientes de su propio cuerpo y de su entorno. Las profesoras de Educación Infantil implican a los alumnos acercándoles al lenguaje y a la comunicación. La autonomía personal y el conocimiento de sí mismos es una de nuestras prioridades. El aprendizaje es personalizado, respondiendo a las necesidades de cada alumno, consiguiendo un desarrollo global e íntegro de los mismos.

Directora Pedagógica

  • Dª Carmen Méndez Mora-Figueroa

Jefa de Estudios

  • Dª Mª Amparo Chicote Díaz

Coordinadora

  • Dª Cecilia Martín Sánchez

Tutores y profesores:

  • Dª Virginia Morales Torres
  • Dª Cecilia Martín Sánchez
  • Dª María Victoria Delgado Quiralte
  • Dª Patricia Salesa Calvo
  • Dª Angela Frial Montero
  • Dª Carmen Contreras Ruiz de la Prada

Horario:

Mañanas: 9:00 - 12:50
Tardes: 14:50 - 16:30

El equipo de profesores de Educación Infantil del Colegio Santa María de Yermo elaboran un trabajo con el que pretenden ayudar y guiar al niño en el crecimiento y desarrollo de su personalidad, aportándole el mayor número posible de habilidades sociales y estrategias de actuación que le sirvan para relacionarse de forma armónica, con el mundo que le rodea. Todo ello dentro de una educación global que actúe conjuntamente sobre sus capacidades intelectuales, afectivas, psicomotoras y sociales. En una palabra contribuyendo en todo momento al desarrollo íntegro de su personalidad.
 
Las estrategias de trabajo que se utilizan fundamentalmente son:
 
  • El juego libre o inducido: por ser el juego la actividad preferida por la infancia en estas edades que nos ocupan.
  • La psicomotricidad programada, porque nos ayuda en esta educación global al incidir en todos los aspectos de la personalidad infantil desde la visión de su propio cuerpo.
  • El razonamiento personal ante los retos, porque entendemos que los aprendizajes construidos por el propio niño son los realmente eficientes, duraderos y potenciadores de la autonomía personal y el autoconcepto positivo.La intervención educativa en este ciclo no debe perder de vista:
  • La importancia de la acción, la experimentación, el intercambio social con los adultos y compañeros, y el juego.
  • La necesidad de estructurar y organizar las experiencias, el papel de la regularidad y las rutinas para la seguridad y organización del propio niño.
  • La elaboración de normas que contribuyan a regular la actividad individual con las del grupo.
  • La estrecha relación con las familias con el fin de que la actuación educativa sea individual y adaptada a las peculiaridades de cada uno.
 
Objetivos:
  • Conocer su propio cuerpo y el de los otros, sus posibilidades de acción y aprender a respetar las diferencias.
  • Observar y explorar su entorno familiar, natural y social. Conocer y apreciar algunas de sus características y costumbres y participar activamente, de forma gradual, en actividades sociales y culturales del entorno.
  • Adquirir progresivamente autonomía en sus actividades habituales.
  • Desarrollar sus capacidades afectivas.
  • Relacionarse con los demás y adquirir progresivamente pautas elementales de convivencia y relación social, así como ejercitarse en la resolución pacífica de conflictos.
  • Desarrollar habilidades comunicativas en diferentes lenguajes y formas de expresión.
  • Iniciarse en las habilidades lógico-matemáticas, en la lecto-escritura y en el movimiento, el gesto y el ritmo.